sábado, 19 de marzo de 2016

DESCUBRIENDO LA TÉCNICA INSTRUMENTAL: EL SONIDO

Bueno, bueno, bueno, bueno. Ahora si que nos toca meternos en faena. El SONIDO. Si, con mayusculas. Esta locura que nadie sabe bien lo que es, ni para lo que sirve, y por supuesto, cómo se entrena.

Empecemos por el principio, o no, mejor por el final.

¿PARA QUÉ SIRVE EL SONIDO?

Básicamente para lo mismo que sirve tu voz. Para comunicarte.  Y al igual que ocurre con la voz, la mayor parte del tiempo la utilizamos para comunicar pulmonías (en andaluz, cosas que al decirlas haces que suba el precio del pan). Pero de vez en cuando, Júpiter se alinea con Saturno y nos sale alguna cosa bella al mover los lábios. ¿Te suena esta sensación?

A lo mejor ya eres un o una crack de la flauta y has superado esta fase, pero aun así...




Como ya hemos dejado claro que soltar maravillas shakesperianas cada vez que abres la boca es bastante complicado, voy a intentar explicaros el por qué de este misterio, y a la vez, ayudaros a conseguir que dejéis de rezar todo lo que sabéis antes de soplar la primera nota.

Si la voz es el vehículo de cualquier cosa que se te pase por la cabeza, el sonido de tu flauta es, o debería ser, el vehiculo de las emociones que te pasan por el corazón. Ooooooh, que cosa tan bonita acabo de decir. Espera que ahora mismo lo arreglo. Si piensas que TU sonido es el vehículo de TUS emociones, a menos que estés improvisando, se me llena la boca al decierte: ¡NO!

Ser intérprete significa exactamente eso, que interpretas lo que otra persona ha escrito en un papel. Pregúntale a Leonardo di Caprio si cuando llora en una película es porque está triste o es porque le pagan a cinco cifras la lágrima. Pero te lo crees. Y al tío le dan un Oscar por ser capaz de llorar a moco tendido mientras está pensando en lo bueno que estaba el filete que se comió el día anterior. Ha llorado de mentira, y te lo has creido.

Pues bien, lo mismo pasa con los músicos. Que un compositor componga una sonata super triste en memoria de su gato muerto, no significa que tengas que liquidar a tu gato para ser capaz de interpretarla de una manera convincente. Podemos imaginar todas esas emociones de angustia y desolación por el felino difunto, rumiarlas, adaptarlas a nosotros mismos y a nuestra experiencia vital, e intentar transmitírselas al público en forma del sonido de una flauta. Ahí es na!

CUALIDADES DEL SONIDO

Pues si, ahí es na! Y es que si al principio soplar dentro de un palo con agujeros parece una cosa sencilla, conseguir que a alguien se le pongan los pelos de punta (de placer, no de puro terror) al escuchar es sonido que produces al hacerlo no es tarea fácil, y menos si es interpretando una música que ha compuesto otra persona.

Pero si te has propuesto conmover a medio mundo con el sonido de tu flauta, lo mejor es que empieces preguntándote si controlas las siguientes cualidades de tu sonido.

Nota: Si están puestas en este orden es por una sencilla razón. Cada nivel influye directamente en los siguiente, por lo que deberían ser entrenados y desarrollados en este orden.

1. PROYECCIÓN

Esto es básico. Por muy bonito y maravilloso que sea tu sonido, si solo se escucha desde la primera fila del teatro, tienes un problema. Los de la última fila también han pagado su entrada y, por lo tanto, tienen derecho a disfrutar de tu sonido sin tener que llevar estas pintas al concierto.


Existen muchos ejercicios que puedes hacer para entrenar la proyección de tu sonido. No quiero que este post se convierta en la historia interminable 2, asi que no me voy a liar a poner ejercicios, pero si que te diré que la proyección depende directamente de cuanto consigas hacer resonar tu sonido en las dos cajas de resonancia de que dispones: tu cuerpo y tu flauta.

Ejercicio para entrenar la resonancia corporal: cantar y tocar a la vez.
Este ejercicio coloca tu cuerpo automáticamente en la posición perfecta para lograr una buena resonancia.

Ejercicio para entrenar la resonancia instrumental: armónicos.
Se trata de intentar igualar lo máximo posible es sonido de armónico tocando una nota real. Se puede realizar intercalando un sonido armónico obtenido con una posición del registro grave con su sonido real correspondiente. El armónico siempre será más rico y, ya sabes lo que dicen: "para ser rico hay que parecerlo"

Mira que había dicho que no iba a poner ejercicios.


2. ESTABILIDAD Y FLEXIBILIDAD

Una vez que tienes un sonido con la suficiente proyección como para que te escuchen en el Neverland tocando sin micrófono, es hora de que ese sonido te sirva igual para un roto que para un descosío (para algo tenían que servir los refranes de la abuela).

No vale que al tocar una nota larga parezca que vas en bici bajando unas escaleras. Si no eres capaz de mantener la estabilidad de tu sonido, es probable que la magia de tu interpretación se quede más bien en un truco barato. Por eso es muy importante entrenar la estabilidad. Esto es bastante sencillo, ya que se solo se trata de entrenar la salida del aire tras una inspiración. Con paciencia y prestando mucha atención a tus notas largas, conseguirás grandes resultados en muy poco tiempo.

Igual de importante resulta la flexibilidad. Estáis esperando que haga el chiste fácil, ¿verdad?. No os voy a engañar, me ha costado reprimirme.  La flexibilidad es la capacidad de mantener la calidad del sonido en cualquier circunstancia, vengan las curvas que vengan. Algo así como la prueba esa de los astronautas de dar vueltas en un cacharrico de la feria del siglo XXX (ahí va otro chiste fácil), a ver a quien le aguanta más tiempo el desayuno en es estómago. En eso consisten los ejercicios de flexibilidad. Uno muy típico ir haciendo octavas ligadas mientras le vas dando caña al metrónomo. Como esa hay mil lindeces varías que os podría contar, pero me imagino que ya os hacéis una idea.

3. MATICES, VIBRATO, AFINACIÓN Y TIMBRE.

Pues si, todo en el mismo pack. ¿Por qué?. Porque estas cuatro cualidades dependen directamente de las dos anteriores. Trabajar matices sin dominar la estabilidad no tiene mucho sentido. La mona, aunque se vista de seda, mona se queda. Sin estabilidad, una nota larga, le pongas el matiz que le pongas, va a seguir sonando inestable y sin dirección clara. Igualmente, entrenar la afinación sin estar fuerte en flexibilidad o estabilidad te va a acarrear problemas como que el puntito del afinador no se quede quieto o que al tocar un intervalo la afinación se te dispare hacia arriba o hacia abajo. La historia entre la estabilidad y el vibrato te la puedes imaginar. Y así etc, etc, etc.

Espero haberte convencido de no empezar la casa por el tejado y, si como suele ser el caso ya lo has hecho, debes saber que nunca es tarde para realizar un entrenamiento de tu sonido como es debido. Descubrirás que la causa de muchos de los problemas que puedas haber notado se deben al entrenamiento desorganizado.

Y por último, la pregunta que, si has estudiado lejos del nido, seguro que te has hecho:

¿LIMPIO O SUCIO?

Si tienes que preguntar esto es que el tema de la higiene no va mucho contigo. La respuesta siempre va a ser limpio, o por lo memos siempre que se pueda. Y es que cuando el concierto aprieta...


Como te habrás imaginado, las próximas publicaciones tratarán sobre la DIGITACIÓN y la ARTICULACIÓN. No es porque lo escriba yo, pero que no se te ocurra no leerlas.

Y ya sabes, si quieres algo, escribe.











lunes, 23 de noviembre de 2015

ALGUNOS CONSEJOS PARA PREVENIR LESIONES

Tocar un instrumento requiere una increíble demanda física y mental. Para disfrutar de una exitosa y saludable carrera musical, es importante tomar medidas como las que aquí propongo:


  • Planea horarios de práctica instrumental razonables.
  • Utiliza una técnica económica, haciendo uso del estudio mental y evitando llegar al sobreuso y dolor.
  • No incrementes bruscamente las horas de estudio.
  • Mantén la motivación y evita repeticiones mecánicas y frustración.
  • Realiza ejercicios de calentamiento antes de comenzar el estudio, intentando mantener la musculatura caliente durante los descansos (ej. Ponte guantes para que no se te enfríen las manos) y respeta el periodo de enfriamiento de la musculatura al terminar.
  • Cuando sea posible, intenta hacer estiramientos, cambia de posiciones y haz respiraciones profundas cada hora de estudio.
  • Ten cuidado en la realización de otras actividades de la vida diaria que puedan poner en tensión o incrementar los síntomas del sistema musculoesquelético, como cargar con pesos, trabajar en el ordenador…
  • Mantente en forma haciendo ejercicio de forma regular para equilibrar y mejorar la fuerza y flexibilidad de tu musculatura.
  • Practica técnicas de trabajo corporal como técnica Alexander, Pilates, Yoga, Feldenkrais…
  • Lleva una vida y una nutrición sana y adecuada, multivitaminada, sobretodo de vitamina C y llena de líquidos.
  • Evita fumar, pues reduce el aporte sanguíneo a los tejidos.
  • Mantén un horario de sueño adecuado.

viernes, 6 de noviembre de 2015

RIESGO DE PÉRDIDA AUDITIVA EN MÚSICOS


            Para los músicos, nuestro oído es fundamental. Cuando tocamos en grupo, estar afinado y ser capaz de escuchar a los demás componentes del grupo, es muy importante. Así como, cuando tocamos solos, poder escucharnos bien para corregir errores y continuar evolucionando en nuestra práctica instrumental, es crucial. Es por esto, por lo que debemos de prestar atención a nuestros oídos y protegerlos ante niveles de sonido elevados.

            En el estudio realizado en el instituto de Salud Ocupacional del Hospital Universitario Tampere de Finlandia, se afirma que los músicos trabajan a un nivel de ruido superior al recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante unas 5-6 horas diarias. El límite estipulado por la OMS es de 85 dB.
           
            Aquí os dejo una tabla con el nivel de sonido que producen algunos instrumentos de orquesta:


Instrumento
dBA
Violín
84-103
Chelo
84-92
Contrabajo
75-83
Piccolo
95-112
Flauta
85-111
Clarinete
92-103
Trompa
90-106
Oboe
80-94
Trombón
85-114
Xilófono
90-92
Data de Folprechtova y Miksovska

           
            Como veis, la mayoría de los instrumentos de la tabla emiten un nivel de sonido entre el límite y superior al recomendado. En el artículo mencionado anteriormente, se afirma que los músicos que poseen una afección auditiva son 3 veces más propensos a padecer estrés durante el estudio que los que no la padecen.


            La exposición al ruido tiene un efecto acumulativo. La solución que los expertos proponen para este problema es la utilización de protectores auditivos. A pesar de que pueden resultar incómodos de llevar en un ensayo o un concierto, es imprescindible utilizarlos lo máximo posible en nuestras horas de estudio diario. Ser conscientes del riesgo al que estamos expuestos y prevenir la pérdida auditiva o progresión degenerativa de la misma, en caso de que ya esté presente, es esencial para disfrutar de una larga y feliz carrera profesional.






jueves, 29 de octubre de 2015

DESCUBRIENDO LA TÉCNICA INSTRUMENTAL: LA RESPIRACIÓN

Seguimos con nuestro viaje a través de la técnica instrumental. Si en el último post hablamos sobre qué es la técnica instrumental y cuales son las mejores formas de organizar su entrenamiento, ahora le toca el turno a la RESPIRACIÓN.

Como ya os comenté anteriormente, la técnica instrumental se divide en cuatro grandes bloques:
  1. RESPIRACIÓN
  2. SONIDO
  3. DIGITACIÓN
  4. ARTICULACIÓN
Cada uno de estos bloques tiene asociada una musculatura que hay que entrenar y desarrollar gradualmente si queremos que nuestra técnica instrumental mejore de forma rápida y equilibrada. 

De nada nos servirá poder hacer escalas a velocidades de vértigo si nuestro sonido no es bueno (en el próximo post hablaremos de cuales son las cualidades de un buen sonido), igual que tampoco sirve haber desarrollado un gran sonido que no somos capaces de mantener cuando entra en juego la articulación.

Por esto es de vital importancia que vayamos entrenando cada uno de los aspectos técnicos de manera progresiva, construyendo las cuatro paredes de la casa a la vez en lugar de una a una, ya que de la última manera es muy posible que, cuando queramos unir unas con otras, encontremos que no encajan bien. 


LO QUE NUNCA TE CONTARON SOBRE LA RESPIRACIÓN

El sistema respiratorio está formado por la nariz, nasofaringe, orofaringe, tráquea, pulmones, sistema musculo-esquelético del tórax y la musculatura abdominal.

La principal función de la respiración es el aporte de oxígeno a los tejidos. Es necesario mantener una buena oxigenación de los tejidos durante la práctica instrumental para evitar fatiga muscular y lesiones. Cuando entrenamos la respiración para tocar un instrumento, uno de nuestros objetivos es aumentar la elasticidad de la caja torácica y la capacidad pulmonar. Para ello, el desarrollo de una buena técnica postural es esencial.


Existen tres tipos de respiración:

1. Respiración costal-superior: Cuando el aire se dirige a la parte superior de la caja torácica, hundiendo el abdomen. El aire se queda en la parte superior de los pulmones.

2. Respiración costal-inferior: El aire se dirige hacia la parte media e inferior de las costillas. El diafragma se utiliza de forma parcial y no se llegan a llenar del todo los pulmones.

3. Respiración abdomino-diafragmática: Es la respiración más fisiológica, pues se consiguen mayores volúmenes de aire con menos esfuerzo. Cuando realizamos este tipo de respiración, el diafragma se contrae, aplanándose y empujando las vísceras hacia abajo y hacia delante, por esto muchos profesores nos pedirán que respiremos “sacando barriga”.


Para la espiración forzada que utilizamos al tocar, necesitamos combinar los tres tipos de respiración, ya que queremos utilizar toda la capacidad de nuestros pulmones. Aprender a disociar y controlar los diferentes tipos de respiración es esencial. Si aprendemos a llenar los pulmones en su total capacidad, podremos jugar con grandes volúmenes de aire evitando tensiones innecesarias.


Todo instrumentista de viento, a lo largo de su carrera, se ha topado con el término “soporte”. En muchos casos, este término se usa como sinónimo de diafragma. Sin embargo, el diafragma es solo una parte de este mecanismo de soporte del aire. El soporte es una combinación de las costillas, la caja torácica, la espalda y la función de la musculatura abdominal y del suelo pélvico.



Controlar de forma correcta estos elementos, nos aportará un buen soporte para la salida del aire, ayudando a obtener un sonido de buena calidad.


a) Principales músculos accesorios que intervienen en la inspiración forzada:

- Escalenos.
- Esternocleidomastoideo.
- Extensores de la columna vertebral.
- Pectorales.
- Serratos mayores.


Estos músculos ayudan a la expansión costal para permitir la entrada del aire en los pulmones.


b) Músculos accesorios de la espiración forzada:

- Músculos de la pared abdominal y suelo pélvico. Empujan las vísceras hacia dentro y hacia arriba. 
- Intercostales internos. Reducen el diámetro costal, empujando el aire hacia fuera.



En este vídeo podéis ver claramente cómo funcionan los órganos y los músculos implicados en la respiración.




CÓMO ENTRENAR LA RESPIRACIÓN

A la hora de entrenar la RESPIRACIÓN como aspecto de la técnica instrumental de cualquier instrumento de viento, María José y yo consideramos solo la primera parte de la misma, es decir, la inspiración.

¿Por qué hacemos esta distinción? 
Porque la inspiración, es decir, la forma en la que introducimos el aire en nuestros pulmones, determina todo lo que va a pasar después. Si realizamos una buena inspiración tenemos muchísimas posibilidades de tocar la siguiente frase con un buen sonido, así como de controlar la digitación y la articulación de manera que contribuyan a realizar una bella interpretación de dicha frase. De hecho, es posible obtener un sonido de mala calidad habiendo realizado una buena inspiración, pero no al contrario. Por esto es tan importante aprender a inspirar correctamente. 

En concreto existen dos aspectos fundamentales que debemos entrenar si no queremos pasar apuros respiratorios tocando la flauta.

1. Capacidad pulmonar

Bástante básico, ¿no? Cuanto más aire te quepa en los pulmones, más tiempo podrás estar tocando entre inspiración e inspiración. Si alguna vez has tocado el solo del Preludio a la Siesta de un Fauno de Debussy, verás que esto resulta de lo más conveniente.

2. Velocidad de inspiración

No siempre disponemos de un silencio lo suficientemente largo como para realizar una inspiración completa de forma cómoda y gradual. Es más, en muchas ocasiones nos veremos obligados a inspirar en mitad de un pasaje rápido, o en algún lugar en el que disponemos de muy poco tiempo para inspirar una cantidad suficiente de aire con la que afrontar la siguiente sin tener que llegar a ponernos azules para no estropear el fraseo. Por ello, es muy importante entrenar la velocidad con la que somos capaces de realizar de manera correcta una inspiración lo más completa posible.


EJERCICIOS PARA ENTRENAR LA RESPIRACIÓN

Poco a poco iremos publicando ejercicios interesantes que podéis realizar fácilmente para entrenar de manera progresiva y eficaz.

Si queréis saber qué ejercicios divertidos podéis realizar para entrenar la respiración abdomino-diafragmática no dudéis en preguntarnos, ya sea dejándonos un comentario en esta entrada, rellenando nuestro formulario de contacto o a través de nuestra página de Facebook.

De momento os dejamos este vídeo muy divertido con algunos ejercicios sencillos que podéis empezar a hacer en casa. Está en inglés pero se entiende estupendamente. Ya lo veréis.

Que lo disfrutéis!