viernes, 7 de octubre de 2016

LA ESTABILIDAD ESCAPULO-HUMERAL Y SU IMPORTANCIA EN LA PRÁCTICA INSTRUMENTAL

Como ya hemos hablado en otras publicaciones, la musculatura estabilizadora lumbar juega un papel muy importante en la posición de la pelvis, lo cual va a repercutir en la posición del tórax, hombros y cabeza en nuestro día a día y nuestra interpretación. Otro papel principal lo cumple la articulación escapulohumeral del hombro, que es la encargada de dar el soporte necesario a los miembros superiores para transmitir cargas y realizar movimientos de forma eficaz y segura.

En la actualidad, el estilo de vida que llevamos  (muchas horas sentados en clase, ordenadores, practicando nuestro instrumento…) nos lleva a desarrollar una musculatura en desequilibrio, acortando los rotadores internos de nuestros hombros y debilitando los externos, lo cual pone en compromiso nuestra postura y capacidad de soporte.

El soporte proximal del hombro tiene un papel muy importante en el control del miembro superior requerido para tocar la flauta. En la medicina del deporte se describe el fenómeno “catch up” cuando la musculatura del brazo y de la mano se sobre esfuerza para compensar la falta de energía transferida por los segmentos proximales en el hombro y la escápula. Esto lleva al incrementando de estrés fisiológico y riesgo de lesión.

Si te resulta difícil mantener los hombros en una buena posición, alguna vez has experimentado dolor en los miembros superiores, o te cansas del peso de la flauta con facilidad, tu fisioterapeuta podrá analizar tu postura y recomendarte ejercicios de fortalecimiento de la musculatura escapulohumeral para incrementar tu equilibrio muscular y con ello la eficacia de tu estudio instrumental y calidad interpretativa.

Para más información acerca de la postura correcta échale un vistazo a nuestra publicación: ¡No hay que acostumbrarse al dolor!






PERFORMIN ARTS MEDICINE. Robert T. Sataloff, Alice G. Brendfonbrener, Richard J. Lederman





miércoles, 29 de junio de 2016

Llega el verano así que, flauta, ¿nos vemos en septiembre? NOOOOOR!

Ay, el veranito...el calorcito, la playa, la piscina, los viajecillos, los amigos, acostarnos tarde... Si, la verdad es que el verano no está nada mal. Pero, seamos realistas, si eres estudiante de lo que sea, lo que más mola del verano es la ausencia total y absoluta de profes, y la flauta no iba a ser una excepción.

Pero, ja-ja-ja, los profes tenemos internet, así que, alumnos, !temblad!

Voy a daros algunos consejillos para que nadie tenga excusas en septiembre para no haber sacado la flauta del estuche en dos meses o, como alguna vez he oido, ir a buscarla el primer día de clase y no encontrarla.

Este post está dirigido, lógicamente, a los queridos papás y mamás de mis alumnos pero, si estudias flauta en el conservatorio o tienes un hijo o hija que lo hace, te puede venir bien, nunca se sabe.

Bueno, al turrón (o, al helado de turrón).


ENSEÑANZAS BÁSICAS

Aquí la cosa está clara.

Escenario 1
No he terminado el método de que estoy haciendo en clase, que suele ser el caso.
- Consejo de profe pesao:Termíiiiiiiinalo. Por lo menos todas aquellas piezas y ejercicios que sepas tocar, que deben ser la mayoría. Combina las piezas del método con piezas conocidas que se pueden encontrar en Internet simplemente buscando imágenes en Google. Por poner un ejemplo: Bob Espoja (este sirve para los más peques, pero se puede encontrar de todo). Para niveles de 1º y 2º recomiendo que echéis un vistazo al blog de Diegosax.


Escenario 2
Devoro métodos y le he dado dos vueltas al que tengo.

- Consejo de profe pesao:
Si no lo has tocado ya (como es el caso de mis alumnos) cómprate el método Escuchar, leer y tocar. Hay tres volúmenes. Si has terminado primer curso, cómprate el volumen uno, y así sucesivamente hasta tercero. Vienen con un CD con acompañamientos muy divertidos para tocar encima.

Escenario 3
He cursado 4º de EB y el año que viene me toca 1º de EP.

- Consejo de profe pesao: 
Echa un vistazo a la programación de 1º de EP de tu conservatorio y ve tocando las obras recomendadas para ese curso. Las programaciones suelen estar colgadas en la página web del conservatorio. Si no lo está, pídesela a tu profesor que seguro que estará encantado de mandártela. La mayoría de las partituras, como ya sabéis, podéis encontrarlas en IMSLP.

ENSEÑANZAS PROFESIONALES

Mi consejo para las enseñanzas profesionales es exáctamente el mismo que para 4º de enseñanzas básicas. Coged la programación de vuestro conservatorio y tocad las obras,estudios y ejercicios del curso próximo (así de paso se lo ponéis difícil a vuestro profe el año que viene).

Para ejercicios, quien no tenga el Taffanel (padres, preguntad a vuestros hijos, y si no, a su profe, y si no, a mi) que se lo vaya comprando. Los número 1, 2, 4, 5 y 10 son estupendos. Si se hacen despacio se pueden usar como ejercicios de sonido y respiración, y se se tocan rápido y con metrónomo son estupendos para la digitación y la articulación.


PARA TODOS LOS CURSOS

Apuntaos o apuntad a vuestros hijos a tocar en una agrupación musical que os pille cerca. Ya sea una banda, una orquesta jóven, una big band de jazz o cualquier cosa parecida, tocar siempre es mejor que no tocar.

También están los cursos de verano de música. Hay un montón repartidos por toda la geografía. Buscad en Google a ver si os gusta alguno y, adelante, yo tengo muy buenos recuerdos de todos los que hice. Siempre podéis preguntarme o preguntar a vuestro profe (o el de vuestros hijos) por los profesores que los imparten y ese tipo de cosas.

Os dejo algunos enlaces a programaciones con recomendación de obras por cursos, para que luego no digáis que no encontráis ninguna.



Un saludo y buen verano.




sábado, 19 de marzo de 2016

DESCUBRIENDO LA TÉCNICA INSTRUMENTAL: EL SONIDO

Bueno, bueno, bueno, bueno. Ahora si que nos toca meternos en faena. El SONIDO. Si, con mayusculas. Esta locura que nadie sabe bien lo que es, ni para lo que sirve, y por supuesto, cómo se entrena.

Empecemos por el principio, o no, mejor por el final.

¿PARA QUÉ SIRVE EL SONIDO?

Básicamente para lo mismo que sirve tu voz. Para comunicarte.  Y al igual que ocurre con la voz, la mayor parte del tiempo la utilizamos para comunicar pulmonías (en andaluz, cosas que al decirlas haces que suba el precio del pan). Pero de vez en cuando, Júpiter se alinea con Saturno y nos sale alguna cosa bella al mover los lábios. ¿Te suena esta sensación?

A lo mejor ya eres un o una crack de la flauta y has superado esta fase, pero aun así...




Como ya hemos dejado claro que soltar maravillas shakesperianas cada vez que abres la boca es bastante complicado, voy a intentar explicaros el por qué de este misterio, y a la vez, ayudaros a conseguir que dejéis de rezar todo lo que sabéis antes de soplar la primera nota.

Si la voz es el vehículo de cualquier cosa que se te pase por la cabeza, el sonido de tu flauta es, o debería ser, el vehiculo de las emociones que te pasan por el corazón. Ooooooh, que cosa tan bonita acabo de decir. Espera que ahora mismo lo arreglo. Si piensas que TU sonido es el vehículo de TUS emociones, a menos que estés improvisando, se me llena la boca al decierte: ¡NO!

Ser intérprete significa exactamente eso, que interpretas lo que otra persona ha escrito en un papel. Pregúntale a Leonardo di Caprio si cuando llora en una película es porque está triste o es porque le pagan a cinco cifras la lágrima. Pero te lo crees. Y al tío le dan un Oscar por ser capaz de llorar a moco tendido mientras está pensando en lo bueno que estaba el filete que se comió el día anterior. Ha llorado de mentira, y te lo has creido.

Pues bien, lo mismo pasa con los músicos. Que un compositor componga una sonata super triste en memoria de su gato muerto, no significa que tengas que liquidar a tu gato para ser capaz de interpretarla de una manera convincente. Podemos imaginar todas esas emociones de angustia y desolación por el felino difunto, rumiarlas, adaptarlas a nosotros mismos y a nuestra experiencia vital, e intentar transmitírselas al público en forma del sonido de una flauta. Ahí es na!

CUALIDADES DEL SONIDO

Pues si, ahí es na! Y es que si al principio soplar dentro de un palo con agujeros parece una cosa sencilla, conseguir que a alguien se le pongan los pelos de punta (de placer, no de puro terror) al escuchar es sonido que produces al hacerlo no es tarea fácil, y menos si es interpretando una música que ha compuesto otra persona.

Pero si te has propuesto conmover a medio mundo con el sonido de tu flauta, lo mejor es que empieces preguntándote si controlas las siguientes cualidades de tu sonido.

Nota: Si están puestas en este orden es por una sencilla razón. Cada nivel influye directamente en los siguiente, por lo que deberían ser entrenados y desarrollados en este orden.

1. PROYECCIÓN

Esto es básico. Por muy bonito y maravilloso que sea tu sonido, si solo se escucha desde la primera fila del teatro, tienes un problema. Los de la última fila también han pagado su entrada y, por lo tanto, tienen derecho a disfrutar de tu sonido sin tener que llevar estas pintas al concierto.


Existen muchos ejercicios que puedes hacer para entrenar la proyección de tu sonido. No quiero que este post se convierta en la historia interminable 2, asi que no me voy a liar a poner ejercicios, pero si que te diré que la proyección depende directamente de cuanto consigas hacer resonar tu sonido en las dos cajas de resonancia de que dispones: tu cuerpo y tu flauta.

Ejercicio para entrenar la resonancia corporal: cantar y tocar a la vez.
Este ejercicio coloca tu cuerpo automáticamente en la posición perfecta para lograr una buena resonancia.

Ejercicio para entrenar la resonancia instrumental: armónicos.
Se trata de intentar igualar lo máximo posible es sonido de armónico tocando una nota real. Se puede realizar intercalando un sonido armónico obtenido con una posición del registro grave con su sonido real correspondiente. El armónico siempre será más rico y, ya sabes lo que dicen: "para ser rico hay que parecerlo"

Mira que había dicho que no iba a poner ejercicios.


2. ESTABILIDAD Y FLEXIBILIDAD

Una vez que tienes un sonido con la suficiente proyección como para que te escuchen en el Neverland tocando sin micrófono, es hora de que ese sonido te sirva igual para un roto que para un descosío (para algo tenían que servir los refranes de la abuela).

No vale que al tocar una nota larga parezca que vas en bici bajando unas escaleras. Si no eres capaz de mantener la estabilidad de tu sonido, es probable que la magia de tu interpretación se quede más bien en un truco barato. Por eso es muy importante entrenar la estabilidad. Esto es bastante sencillo, ya que se solo se trata de entrenar la salida del aire tras una inspiración. Con paciencia y prestando mucha atención a tus notas largas, conseguirás grandes resultados en muy poco tiempo.

Igual de importante resulta la flexibilidad. Estáis esperando que haga el chiste fácil, ¿verdad?. No os voy a engañar, me ha costado reprimirme.  La flexibilidad es la capacidad de mantener la calidad del sonido en cualquier circunstancia, vengan las curvas que vengan. Algo así como la prueba esa de los astronautas de dar vueltas en un cacharrico de la feria del siglo XXX (ahí va otro chiste fácil), a ver a quien le aguanta más tiempo el desayuno en es estómago. En eso consisten los ejercicios de flexibilidad. Uno muy típico ir haciendo octavas ligadas mientras le vas dando caña al metrónomo. Como esa hay mil lindeces varías que os podría contar, pero me imagino que ya os hacéis una idea.

3. MATICES, VIBRATO, AFINACIÓN Y TIMBRE.

Pues si, todo en el mismo pack. ¿Por qué?. Porque estas cuatro cualidades dependen directamente de las dos anteriores. Trabajar matices sin dominar la estabilidad no tiene mucho sentido. La mona, aunque se vista de seda, mona se queda. Sin estabilidad, una nota larga, le pongas el matiz que le pongas, va a seguir sonando inestable y sin dirección clara. Igualmente, entrenar la afinación sin estar fuerte en flexibilidad o estabilidad te va a acarrear problemas como que el puntito del afinador no se quede quieto o que al tocar un intervalo la afinación se te dispare hacia arriba o hacia abajo. La historia entre la estabilidad y el vibrato te la puedes imaginar. Y así etc, etc, etc.

Espero haberte convencido de no empezar la casa por el tejado y, si como suele ser el caso ya lo has hecho, debes saber que nunca es tarde para realizar un entrenamiento de tu sonido como es debido. Descubrirás que la causa de muchos de los problemas que puedas haber notado se deben al entrenamiento desorganizado.

Y por último, la pregunta que, si has estudiado lejos del nido, seguro que te has hecho:

¿LIMPIO O SUCIO?

Si tienes que preguntar esto es que el tema de la higiene no va mucho contigo. La respuesta siempre va a ser limpio, o por lo memos siempre que se pueda. Y es que cuando el concierto aprieta...


Como te habrás imaginado, las próximas publicaciones tratarán sobre la DIGITACIÓN y la ARTICULACIÓN. No es porque lo escriba yo, pero que no se te ocurra no leerlas.

Y ya sabes, si quieres algo, escribe.











lunes, 23 de noviembre de 2015

ALGUNOS CONSEJOS PARA PREVENIR LESIONES

Tocar un instrumento requiere una increíble demanda física y mental. Para disfrutar de una exitosa y saludable carrera musical, es importante tomar medidas como las que aquí propongo:


  • Planea horarios de práctica instrumental razonables.
  • Utiliza una técnica económica, haciendo uso del estudio mental y evitando llegar al sobreuso y dolor.
  • No incrementes bruscamente las horas de estudio.
  • Mantén la motivación y evita repeticiones mecánicas y frustración.
  • Realiza ejercicios de calentamiento antes de comenzar el estudio, intentando mantener la musculatura caliente durante los descansos (ej. Ponte guantes para que no se te enfríen las manos) y respeta el periodo de enfriamiento de la musculatura al terminar.
  • Cuando sea posible, intenta hacer estiramientos, cambia de posiciones y haz respiraciones profundas cada hora de estudio.
  • Ten cuidado en la realización de otras actividades de la vida diaria que puedan poner en tensión o incrementar los síntomas del sistema musculoesquelético, como cargar con pesos, trabajar en el ordenador…
  • Mantente en forma haciendo ejercicio de forma regular para equilibrar y mejorar la fuerza y flexibilidad de tu musculatura.
  • Practica técnicas de trabajo corporal como técnica Alexander, Pilates, Yoga, Feldenkrais…
  • Lleva una vida y una nutrición sana y adecuada, multivitaminada, sobretodo de vitamina C y llena de líquidos.
  • Evita fumar, pues reduce el aporte sanguíneo a los tejidos.
  • Mantén un horario de sueño adecuado.

viernes, 6 de noviembre de 2015

RIESGO DE PÉRDIDA AUDITIVA EN MÚSICOS


            Para los músicos, nuestro oído es fundamental. Cuando tocamos en grupo, estar afinado y ser capaz de escuchar a los demás componentes del grupo, es muy importante. Así como, cuando tocamos solos, poder escucharnos bien para corregir errores y continuar evolucionando en nuestra práctica instrumental, es crucial. Es por esto, por lo que debemos de prestar atención a nuestros oídos y protegerlos ante niveles de sonido elevados.

            En el estudio realizado en el instituto de Salud Ocupacional del Hospital Universitario Tampere de Finlandia, se afirma que los músicos trabajan a un nivel de ruido superior al recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante unas 5-6 horas diarias. El límite estipulado por la OMS es de 85 dB.
           
            Aquí os dejo una tabla con el nivel de sonido que producen algunos instrumentos de orquesta:


Instrumento
dBA
Violín
84-103
Chelo
84-92
Contrabajo
75-83
Piccolo
95-112
Flauta
85-111
Clarinete
92-103
Trompa
90-106
Oboe
80-94
Trombón
85-114
Xilófono
90-92
Data de Folprechtova y Miksovska

           
            Como veis, la mayoría de los instrumentos de la tabla emiten un nivel de sonido entre el límite y superior al recomendado. En el artículo mencionado anteriormente, se afirma que los músicos que poseen una afección auditiva son 3 veces más propensos a padecer estrés durante el estudio que los que no la padecen.


            La exposición al ruido tiene un efecto acumulativo. La solución que los expertos proponen para este problema es la utilización de protectores auditivos. A pesar de que pueden resultar incómodos de llevar en un ensayo o un concierto, es imprescindible utilizarlos lo máximo posible en nuestras horas de estudio diario. Ser conscientes del riesgo al que estamos expuestos y prevenir la pérdida auditiva o progresión degenerativa de la misma, en caso de que ya esté presente, es esencial para disfrutar de una larga y feliz carrera profesional.