Ir al contenido principal

UNA BUENA FORMA DE EVITAR DOLORES

UNA BUENA FORMA DE EVITAR DOLORES: 
 El entrenamiento de los músculos estabilizadores primarios. 


 Los músculos estabilizadores son aquellos cuya función principal es dar estabilidad a las articulaciones. Cuando, tras varias horas sentados en el ordenador, en el sofá, o en la sala de ensayo con la flauta, empezamos a notar que nos duele la espalda, tendemos a achacarlo a que estamos cansados, a que la banqueta es incómoda, o a que no hemos dormido bien la noche anterior, sin embargo, hay cosas que podemos hacer para prevenir este dolor.
_________________________________________________________________________________

Para disminuir el riesgo de lesiones a lo largo de nuestra carrera, la actividad física y el cuidado de nuestro cuerpo debe de estar a la orden del día.


Mantener una buena postura, no solo en los ensayos sino en todo momento, va a disminuir el riesgo de padecer lesiones y dolor.
Hay una musculatura especializada en mantener la posición del cuerpo en estática, y otra musculatura encargada del movimiento. Cuando la musculatura encargada de la postura está débil, la musculatura encargada del movimiento pasa a cumplir ambas funciones, sobrecargándose y provocando dolor. Como consejo, a parte del ejercicio físico que realices en tu rutina diaria, el trabajo específico de la musculatura estabilizadora primaria (la encargada de la postura), mediante la ayuda del fisioterapeuta, te ayudará a realizar un estudio más saludable con una postura menos lesiva.

Los músculos estabilizadores primarios a nivel lumbar son los siguientes:



Con un buen programa de entrenamiento de esta musculatura, empezarás a notar el cambio a nivel postural y conseguirás disminuir los dolores de espalda.

 ¡Ánimo y hasta pronto!




 Imágenes de: www.forumclinic.org ,www.fisioterapia-myos.com, Texto y Atlas de Anatomía Prometheus

Comentarios

Entradas populares de este blog

DESCUBRIENDO LA TÉCNICA INSTRUMENTAL: LA DIGITACIÓN

Hola a todos Flutetrainer@s

Volvemos a la carga con una nueva entrada de la serie "Descubriendo la técnica instrumental". Esta vez me voy a centrar en la digitación, o lo que viene siendo lo mismo, cómo mover rápido los dedos sin liarla parda.

LOS 3 TIPOS DE TÉCNICA EN LA FLAUTA TRAVESERA

Si estas haciéndote esta pregunta: "¿tres?!!!", es que tienes que seguir leyendo esto.

Pues si amigos y amigas, tres. Para tocar la de un manera medio decente, hace falta dominar mejor o peor tres tipos diferentes de técnica. ¿Cuáles son?

1. TÉCNICA CORPORAL
Para tocar un instrumento, no viene nada mal conocer un poco nuestro cuerpo. Es decir, cómo funciona y cual es la mejor manera de emplear sus recursos sin llegar a romper algo por el camino. Y es que, aunque no os lo creáis, ¡se puede tocar sin dolor! Raro, eh?. Eso pensé yo hasta que mi hermana me dio un día cuatro consejillos que me cambiaron la vida. Si os duele algo, o si queréis saber como podéis evitar que os duela en el futuro a vosotros o a vuestros alumnos, no dudéis en preguntarle. Podéis contactar con ella por aquí, indicando que vuestra consulta va dirigida a María José o en nuestro correo electrónico educaflauta@gmail.com.

No os perdáis sus vídeos sobre la posición de la espalda y las manos.

Para mí, mantene…

3 sencillos trucos para mejorar tu respiración

¡Hola Flutetraineros y Flutetraineras!

Después del último curso de Flute Training, he pensado que no nos vendría mal hacer un pequeño repasillo de algunas cuestiones básicas sobre la respiración en la flauta travesera.



Hay tres tipos de respiración
Existen tres tipos de respiración: abdominal, torácica y clavicular. Entiendo que no vayas por la calle usando hinchando la barriga, pero para tocar la flauta hay que usar la respiración abdominal, te guste o no. Básicamente por que es la que pone más músculos en juego y, por lo tanto, te proporciona mayor control y mayor presión para conseguir un sonido fantástico y maravilloso.

Dónde se siente la respiración abdominal
Saber si estás haciendo bien la respiración abdominal es muy sencillo. Está el típico truco de ponerte una mano bajo el ombligo (no, no tan abajo, un poco más arriba) y sentir como esa parte se mueve hacia fuera y hacia dentro con tu respiración. Pero como cuando estás tocando es difícil ponerse una mano en el bajo vientre, …