Ir al contenido principal

¿POR QUÉ NO DISFRUTO TOCANDO?

He tocado sólo, en grupos de cámara con amigos, en bandas y orquestas, y hasta hace poco, no era capaz de recordar un concierto en el que lo hubiese pasado realmente bien tocando, un concierto en el que me hubiera sentido totalmente desinhibido y con mi mente dedicada al cien por cien a disfrutar de la música que estaba haciendo. 

Si conoces esa sensación, esta entrada es para tí. 



¿Por qué no disfruto tocando? 

1. No te gusta lo que estas tocando.

Lo primero es plantearte si te gusta la música que estas tocando. Normalmente, si tocas la flauta es que vas o has ido al conservatorio o a alguna escuela de música. Y dado que el conservatorio sirve precisamente para eso, para conservar la música, lo más normal es que toques música "clásica". Si no te gusta este tipo de música, has acabado pronto. Con la flauta puedes tocar jazz, blues, flamenco, rock, pop o cualquier otra cosa que te apetezca, así que no tienes ninguna necesidad de seguir peleándote con Mozart y compañía. 

 Pero si eres como yo y te gusta la música clásica, el problema va a estar en las obras qué estas tocando. Los estudios y ejercicios te pueden gustar más o menos pero no tienes que tocarlos en público. No están pensados para hacer disfrutar a la gente, están pensados para entrenar. Pero las obras si, y si a ti no te gusta lo que tocas, es difícil que consigas que la gente pase un buen rato escuchándote. Si estás estudiando con alguien, dile lo mismo que le decías a tu madre cuando te ponía el brócoli en el plato: "¡esto no me gusta!". Lo normal es que te busque nuevas obras. Pero lo mejor es que las busques tú y las lleves a clase. Así es más probable acabes tocando algo que te guste. En IMSLP o Flute Tunes puedes encontrar miles de partituras en pdf, y en Youtube puedes escuchar la mayoría de ellas. Mira las páginas Partituras y Grabaciones del blog. He puesto enlaces a las páginas más interesantes para descargar y comprar partituras y a vídeos con buenas versiones de muchas obras que te pueden interesar. 

 2. No sabes tocar lo que estas tocando


Si tu nivel técnico es inferior al nivel que requiere la obra, vas a sufrir tocándola. Y si tu nivel técnico es superior, pero no la has trabajado lo suficiente como para dominarla, vas a sufrir tocándola. Escoge siempre obras que puedas dominar en poco tiempo. Es decir, cuyo nivel de exigencia técnica te permita poder dominarla en no más de un mes. Si necesitas más de un mes para dominar una obra, es que te queda grande. Y si vas a tocar una obra en un concierto, asegúrate de poder tocarla cómodamente antes de subirte al escenario. Sabes que dominas la técnica cuando no tienes que pensar en ella. 

En mi próxima entrada revelaré el secreto para dominar la técnica de una obra en poco tiempo. 

De momento, te dejo con una pregunta. Cuando tengas la respuesta, compártela abajo. Quizá tu experiencia pueda ayudar a otros músicos a disfrutar más tocando. 

¿cuándo fue la última vez que disfrutaste tocando?

Comentarios

Entradas populares de este blog

DESCUBRIENDO LA TÉCNICA INSTRUMENTAL: LA DIGITACIÓN

Hola a todos Flutetrainer@s

Volvemos a la carga con una nueva entrada de la serie "Descubriendo la técnica instrumental". Esta vez me voy a centrar en la digitación, o lo que viene siendo lo mismo, cómo mover rápido los dedos sin liarla parda.

LOS 3 TIPOS DE TÉCNICA EN LA FLAUTA TRAVESERA

Si estas haciéndote esta pregunta: "¿tres?!!!", es que tienes que seguir leyendo esto.

Pues si amigos y amigas, tres. Para tocar la de un manera medio decente, hace falta dominar mejor o peor tres tipos diferentes de técnica. ¿Cuáles son?

1. TÉCNICA CORPORAL
Para tocar un instrumento, no viene nada mal conocer un poco nuestro cuerpo. Es decir, cómo funciona y cual es la mejor manera de emplear sus recursos sin llegar a romper algo por el camino. Y es que, aunque no os lo creáis, ¡se puede tocar sin dolor! Raro, eh?. Eso pensé yo hasta que mi hermana me dio un día cuatro consejillos que me cambiaron la vida. Si os duele algo, o si queréis saber como podéis evitar que os duela en el futuro a vosotros o a vuestros alumnos, no dudéis en preguntarle. Podéis contactar con ella por aquí, indicando que vuestra consulta va dirigida a María José o en nuestro correo electrónico educaflauta@gmail.com.

No os perdáis sus vídeos sobre la posición de la espalda y las manos.

Para mí, mantene…

3 sencillos trucos para mejorar tu respiración

¡Hola Flutetraineros y Flutetraineras!

Después del último curso de Flute Training, he pensado que no nos vendría mal hacer un pequeño repasillo de algunas cuestiones básicas sobre la respiración en la flauta travesera.



Hay tres tipos de respiración
Existen tres tipos de respiración: abdominal, torácica y clavicular. Entiendo que no vayas por la calle usando hinchando la barriga, pero para tocar la flauta hay que usar la respiración abdominal, te guste o no. Básicamente por que es la que pone más músculos en juego y, por lo tanto, te proporciona mayor control y mayor presión para conseguir un sonido fantástico y maravilloso.

Dónde se siente la respiración abdominal
Saber si estás haciendo bien la respiración abdominal es muy sencillo. Está el típico truco de ponerte una mano bajo el ombligo (no, no tan abajo, un poco más arriba) y sentir como esa parte se mueve hacia fuera y hacia dentro con tu respiración. Pero como cuando estás tocando es difícil ponerse una mano en el bajo vientre, …